Quinoa. Qué es y cómo se cocina la quinoa


La quinoa o quinua (Chenopodium quinua) es un pseudocereal que de un tiempo a esta parte ha ganado legiones de adeptos fuera de Sudamérica, de donde es originario. Ha pasado en poco tiempo de ser un absoluto desconocido en nuestro país, pese a que lleva siendo cultivado desde hace más de 5.000 años en los Andes (Bolivia, Perú, Ecuador, Chile y Colombia), a convertirse en un producto o ingrediente más en nuestra cesta de la compra habitual.

La quinoa es técnicamente la semilla de una planta de cultivo anual, se cocina como si de un cereal se tratase debido a su alto contenido en almidón, tiene un sabor peculiar y una crujiente textura que hacen que este pequeño grano sea altamente interesante en la cocina.


[pincha en la foto para ampliar la imagen]


¿Cómo debo utilizar la quinoa?
En primer lugar debes saber que hay que poner la quinoa en un colador y lavar muy bien el grano, con abundante agua bajo el grifo, antes de comenzar a cocinarlo.
Este paso del enjuagado es de obligado cumplimiento, ya que es fundamental para eliminar la saponina (una sustancia tóxica que recubre y protege cada grano) y evitar el desagradable sabor amargo que la quinoa tendría si no lo hacemos. Tendrás que frotar ligeramente o mover los granos con tus manos hasta que desaparezca la espuma blanca y el agua salga totalmente transparente, entonces sabrás que la quinoa está libre de saponina y en un estado óptimo para comenzar a trabajar con ella.

Una vez hayas lavado concienzudamente la quinoa, ponla en un cazo al fuego y "tuesta" durante unos segundos para potenciar un ligero y agradable sabor a nuez, inmediatamente después añade el doble de agua o caldo que de quinoa (2 tazas de agua/caldo por cada taza de grano), una pizca de sal (en caso de usar caldo no es necesaria) y cuece entre 12 y 14 minutos (o el tiempo que especifique el fabricante en el paquete)

¿En que tipo de platos puedo usar quinoa?
Una vez cocida, la quinoa queda muy bien en preparaciones calientes; salteados, revueltos o wok con verduras o pollo, hamburguesas e incluso croquetas. También funciona genial en recetas frías; todo tipo de ensaladas, relleno de pimientos o aguacate etc. Si buscas en internet encontrarás innumerables recetas de sopas o cremas, risottos, panes, barritas energéticas, galletas, bizcochos, algunos tipos de postres etc.
Como ves, la quinoa vale para casi todo.

¿Dónde puedo comprar quinoa?
Es muy fácil de encontrar, hoy en día está en casi todas las estanterías, desde herbolarios hasta supermercados. No tendrás problema para comprarla.
La suelen vender en paquetes de 500gr y su precio es de unos 4€, no es cara, cunde un montón.


Anímate a introducir la quinoa en tu dieta, es un grano muy versátil y sorprendente. De alto poder saciante y fácil digestivilidad, con una gran concentración de aminoácidos y vitamina B. Y además es apto tanto para diabéticos como para celiacos.

¡Espero que te resulte interesante!